jueves, 2 de julio de 2009

YA EMPEZÓ LA ERA DEL HIELO DE NARVÁEZ DESPIDIENDO GENTE DEL CRONISTA COMERCIAL


DE NARVÁEZ, QUE TODAVÍA NO ASUMIÓ, SE CREE EL EMPERADOR DE ARGENTINA, Y MANTIENE A SUS TRABAJADORES DEL CRONISTA COMERCIAL Y DE CITRÍCOLA AYUÍ EN CONDICIONES DE SEMI-ESCLAVITUD. LEA CÓMO SE DESHIZO DE 5000 EMPLEADOS COMO SI NADA. ES UN SENSIBLE.

02-07-2009
Paro y protestas en El Cronista por un “despido salvaje”
Los trabajadores del diario de Francisco de Narváez realizan una huelga por tiempo indeterminado en busca de la restitución de un empleado administrativo. “Le inventaron dos inconductas que son completamente truchas y lo único que pretenden es echarlo sin pagarle un peso porque lleva 25 años en la empresa”, dijo a P&M Leonardo Villafae, editor de El Cronista.com y miembro de la comisión interna.

Los trabajadores del diario El Cronista Comercial realizan un paro por tiempo indeterminado y recurrirán mañana al mediodía al Ministerio de Trabajo a partir del “despido salvaje” de Leonardo Simone, un empleado administrativo con más de 20 años de antigüedad en la empresa.

El marco en que se realizó el despido es por demás extraño. En el diario se mantiene una dura disputa salarial, que en abril logró un aumento de 250 pesos, por la que Simone “fue objeto de amenazas e intimidaciones por un gerente de la empresa, por la participación de él y de sus compañeros de sección en las asambleas que se realizaron para reclamar el último aumento”, señaló un comunicado, que definió la situación como una “persecución sindical”.

“Conectamos una cosa con la otra”, explicó a Política&Medios Leonardo Villafañe, editor de El Cronista.com y miembro de la comisión interna. “El Cronista se ha caracterizado por un clima super fraterno, tranquilo. Pero la empresa intenta por todos los medios de destruir eso, lo considera como algo malo, quiere que haya un régimen semi-esclavo. Es una locura”.

El diputado electo Francisco de Narváez es dueño de El Cronista Comercial, al igual que accionista de América TV, AN 24 y radio La Red, donde también se realiza un paro por el despido de 6 empleados. Para colmo, la fría actitud que tomó “el Colorado” en Casa Tía, donde dejó sin empleo a 3.500 trabajadores, no es muy alentadora para el personal de estos medios.

Según una nota de Horacio Verbitsky en Página12, De Narváez explicó a una estudiante de Harvard que “la mayoría de la gente que despedí tiene más de 25 años de experiencia en Tía; en conjunto me deshice de 5.000 años de experiencia”.

“Despedí a todos, desde cajeros hasta asistentes de gerentes. Gente que en el pasado había dirigido la empresa y, ahora, si no estaban de acuerdo con una idea, no la llevaban a cabo. Fue una decisión difícil de tomar y aún vivo con eso. No tiene sentido pensar en forma justa. No hay justicia”, agregó.

Según cuentan los trabajadores del diario en su blog Cocodrilocolorado, “Leonardo es un trabajador de larga trayectoria dentro de El Cronista, reconocido y respetado por todos sus compañeros. Además de un legajo intachable, fue uno de los tres líderes que tuvo la famosa campaña de ayuda al comedor 'La Buena Voluntad' para chicos carenciados en Ciudad Oculta, que en el año 2003 obtuvo el primer puesto del premio Community Awards a la acción solidaria, organizado por el diario Financial Times”.

Villafañe explicó que, para despedir a su compañero con causa, “le inventaron dos inconductas que son completamente truchas, le atribuyen ejercer su tarea de abogado en horario de trabajo, pero no recibió siquiera un apercibimiento. También le inventan que habría suministrado información confidencial en un juicio laboral que se sigue contra la empresa, aunque la única prueba que tiene es un mail con información que es completamente irrelevante para el juicio laboral de un trabajador que estuvo 30 años en negro. Es una cosa ridícula y lo único que pretenden es echarlo sin pagarle un peso o en todo caso obligarlo a negociar la indemnización, porque lleva 25 años en la empresa”.

“Esto es absurdo y creó indignación entre los compañeros. Después de haber trabajado el domingo hasta las 4 de la mañana para cerrar el diario por las elecciones, el lunes nos encontramos con esta novedad”, señaló y ratificó la medida de fuerza.

“Seguimos de paro. El reflejo que eso tiene en el diario es bastante evidente. Un diario chiquito, hecho de cables, con prácticamente ninguna nota firmada, los suplementos que suelen tener ocho páginas tiene dos. Nuestros compañeros editores están sacando el diario pese a que son solidarios con nuestro reclamo, ya que no nos fijamos como objetivo impedir la salida del diario”, explicó Villafañe a P&M.

Al reclamo de incorporación de Simone, se suma el pedido de aumento salarial, que a partir de un acuerdo con el Ministerio de Trabajo se debería empezar a discutir este mes.

“La vamos a empezar igual, porque no queremos que la empresa nos corra la cancha. La situación económica y social es muy difícil, los salarios se siguen deteriorando y nos corresponde. Veremos como nos las arreglamos y vamos a discutir todo”, aseguró el periodista y aclaró que “ya están reflexionando, se dieron cuenta que esta vez se pasaron de la raya y tenemos que seguir ayudándolos a que vean como hacen para recapacitar por esta brutalidad que hicieron”.

1 Comment:

bahia ruge said...

Yo también quiero mi propiomedio de comunicación.